SCALPING

El objetivo principal del Scalping es captar cantidades muy pequeñas de pips tantas veces como puedan a lo largo de los momentos de mayor actividad del día.

Los movimientos pequeños son más frecuentes que los grandes, incluso en mercados relativamente tranquilos. Esto significa que hay muchos movimientos pequeños de los que un scalper puede beneficiarse.

Los scalpers pueden realizar hasta unos cientos de operaciones en un solo día, buscando pequeños beneficios.

Todas las posiciones se cierran al final de la jornada.

Dado que los scalpers tienen que estar básicamente pegados a los gráficos, es más adecuado para aquellos que pueden dedicar varias horas de atención exclusiva a sus operaciones.

SCALPING .jpg